miércoles, 8 de marzo de 2017

NO SE DEJE ENGAÑAR POR LAS SECTAS; CON DOCTRINAS DIVERSAS Y OPUESTAS A LA VERDAD.

Jesucristo el Hijo de Dios, edificador de la Iglesia (Mateo 16: 18). Iglesia, que entre otras cosas se identifica por:


1.    Reunirse en las casas de los creyentes (Romanos 16:5, Colosenses 4:15, Filemón 2).

2.    No construir templos, pues Dios no habita en ellos, ni mandó construirlos (Hechos 7: 48, 17:24).


3.    No recibir denominación alguna, pues le pertenece a Cristo (Romanos 16:16, 1 Corintios 1:12-13).

4.    No tener alianzas con instituciones humanas, pues no es de esta tierra (Santiago 4:4, Mateo 22:21, Juan 15:19, Colosenses 3:1-3, Filipenses 3:20).


5.    Tener a Cristo como única cabeza (Efes. 1:22) y todos los demás somos hermanos (Mateo  23:8-10).

6.    No hacer diferencia o distinción alguna, pues todos somos iguales (Gálatas 3:28, Romanos 3:22, Colosenses 3:11).


7.    No practicar el diezmo, días de fiesta, ritos, cultos y cosas semejantes, pues son de la ley que fueron hasta Juan (Mateo 11:13, Colosenses. 2:16-17).

8.    No hacer diferencia de días, pues todos son iguales (Gálatas 4:8-11).


9.    Tener un solo bautismo, que es en Espíritu Santo (Efesios 4:5, Hechos 1:5).

1. Vivir en la gracia, no en la Ley y los profetas (Mateo 11:13) haciendo válida la muerte de Cristo (Gálatas 2:21,5:4).

Los Católicos Romanos, son producto de la influencia del paganismo  introducido en ellos en la Edad Media.  Desde el 325 DC. en la oficialización estatal del cristianismo con el Emperador  Constantino en Roma. Son una secta  entre otras muchas cosas porque:

1.    La salvación es por los sacramentos (palabra que no existe en las Escrituras), cuando la salvación es únicamente por la fe en Jesucristo (Efesios 2:8).


2.    La cabeza o fundamento de la iglesia es el papa, cuando la Escritura enseña que es Jesucristo (1 Corintios 3:11, 1 Pedro 2:4-6).


3.    Sus líderes son llamados padres, cuando la Escritura enseña que a nadie debemos llamar así (Mateo 23:9).


4.    Prohíben a sus líderes casarse, yendo en contra de las Escrituras (1 Timoteo 3:2), siendo esta doctrina de demonios (1 Timoteo 4:1-3).


5.    Creen que María es siempre virgen, cuando la Escritura enseña que Jesús tuvo hermanos, hijos de José y María (Mateo 13:55-56, Juan 2:12, 7:2-5).


6.    Creen que María y los supuestos “santos” son los mediadores de sus almas, cuando la Escritura afirma que solo Jesucristo puede serlo (1 Timoteo 2:5).


7.    Creen que el sacerdote católico puede perdonar pecados, cuando la Escritura afirma que solo Jesucristo puede hacerlo (1 Juan 1:9, Hebreos 4:15-16).


8.    Hacen todo tipo de imágenes divinas y humanas, en dibujos o esculturas cuando la Escritura a esto le llama idolatría y lo reprueba (Romanos 1:22-24, 1 Cor. 6:9, 1 Juan 5:21).

Los Evangélicos de cualquier denominación, surgidos  en Europa desde la reforma protestante en 1517, con sus fundadores Martin Lutero, Juan Calvino, Juan Wesley, Francis Asbury, etc.  Son una secta entre otras cosas porque:

1.    Tienen diferentes doctrinas, que los apartan de la unidad de la fe, por lo cual se constituyen en denominaciones (1 Corintios 1:10-13, Efesios 4:1-16).


2.    Enseñan y practican el diezmo, doctrina del viejo pacto que ha quedado abolido; contradiciendo el nuevo pacto, donde la enseñanza es a dar conforme propone el corazón y para los necesitados (Lucas 16:16, 2 Corintios 9:7, Romanos 15:25-26, 1 Corintios 16:1-4).


3.    Construyen templos hechos por manos humanas, cuando Dios no habita en ellos, siendo en el nuevo pacto los templos de Dios los creyentes (Hechos 7:48, 17:24, 1 Corintios 3:16,-17, 6:19, Efesios 2:20-22).


4.    Tienen ordenanzas de culto, y en el nuevo pacto ya no existen cultos (Hebreos 9:1, 11),  sino que se adora en espíritu y en verdad (Juan 4:23, Romanos 12:1-2, Filipenses 3:3).


5.    Practican la desigualdad, al dividirse en clérigos y laicos, miembros y asistentes; cuando la Palabra enseña, que en Cristo todos somos iguales (Gálatas 3:28, Efesios 6:9, Colosenses 3:25, Santiago 2:1-9).


6.    Llaman guía, maestro y pastor a su líder; cuando la Palabra enseña que uno es nuestro Guía, Maestro y Pastor, Jesucristo (Mateo 23:8-10).


7.    Celebran un día de reposo, cuando en Jesucristo no hay un día concreto de reposo. Entramos en el reposo desde que creemos en Él. (Hebreos 4:1,3, 9-11).


8.    Enseñan asuntos relacionados a la comida, bebida, días, estatutos y reglamentos de sus denominaciones; cosas que la Palabra señala como mandamientos y doctrinas de hombres (Mateo 15:8-9, Colosenses 2:16-23).


9.    Oran en público y con vanas repeticiones, cuando el Señor enseñó que lo hagamos en secreto (Mateo 6:5-8).

Los Santos de los últimos días (Los mormones) surgidos en 1830 en Estados Unidos con José Smith. Son una secta entre otras cosas porque:

1.    Tienen otro testamento, llamado Libro del Mormón, también Doctrinas y Convenios y Perla del Gran Precio, son libros de fe sagrados; cuando según las Escrituras existe solamente un Evangelio (Gálatas 1:8-9).


2.    Creen que Dios tiene un cuerpo tangible al igual que las personas, cuando la Escritura afirma que Dios es Espíritu (Juan 4:24, 15:26).


3.    Creen en el matrimonio celestial, cuando Jesús dijo que ni se casarán ni habrá casamientos (Marcos 12:25).


4.    Creen que los vivos pueden bautizarse a favor de los muertos. Cuando la Escritura no enseña tal doctrina. Hay un solo bautismo, y es para los vivos (Efesios 4:5). Los muertos ya tienen su destino y nada ni nadie puede cambiarlo (Apocalipsis 20:12).


5.    Creen que el diablo es el espíritu hermano de Jesús. Esto no puede ser sustentado con las Escrituras. Jesús es sublime y único. (Juan 3:16, Hebreos 7:26).


6.    Creen que Dios, el Padre fue como es el hombre hoy, mortal. Esto no puede ser sustentado por la Palabra. Dios es eterno. (Isaías 40:28, 57:15, Daniel 4:34).


7.    Creen que el ser humano puede llegar a ser como Dios. Utilizan una de las  mentiras más antiguas del diablo. La persona nunca  puede ser como Dios, solo un poco menor que los ángeles (Génesis 3:5, Salmo 8, Isaías 43:10).


8.    Creen que el ser humano es alma preexistente,  un ser eterno que también estaba en el principio con Dios. Si así lo fuera existiera evidencia en la Escritura. El ser humano en su esencia no es eterno. Fue creado. (Génesis 1:2, 26-27).

Los Testigos de Jehová surgidos en 1884 en Estados Unidos con su fundador Charles Taze Russell. Son una secta entre otras cosas porque:

1.    Niegan que Jesucristo es Dios, cuando la Escritura afirma todo lo contrario (Mateo 1:23, Juan 1:1, 5:18, 10:30, 38,12:45, 14:7, 9,10, 1 Juan 5:20, Apocalipsis 1:8,17-18, Hebreos 7:1-3).


2.    Niegan que el Espíritu Santo es Dios, cuando la Escritura afirma que lo es (Mateo 28:20, Lucas 1:35-37, Juan 14:16-17, Hechos 5:3-4, Romanos 8:9-11, 26,34, Hebreos 9:14).


3.    Niegan que Jesucristo haya resucitado físicamente, cuando la Palabra enseña que tenía cuerpo (Lucas 24:39, Juan 20:27, 1 Corintios 15:3-8, 44-49).


4.    Se niegan a donar sangre; cuando la enseñanza de Cristo es de dar la vida misma por el prójimo, siendo este el mayor amor, y habiendo dado Jesús su sangre por nosotros (Juan 15:13).


5.    Niegan el castigo eterno para el impío, cuando la Escritura lo confirma (Mateo 25:41, 2 Tesalonicenses 1:8-10).


6.    Han adulterado las Escrituras con su versión propia del Nuevo Mundo; lo cual es condenable según la Palabra de Dios (Apocalipsis 22:18-19).


7.    Enseñan que Jesucristo ya regresó a la tierra en 1914, no físicamente sino invisible. Cuando la Escritura afirma que cuando Él regrese nuevamente, todo ojo lo verá (Mateo 24:30, Apocalipsis 1:7).


8.    Se llaman a si mismos Testigos de Jehová, viviendo con esto en el antiguo pacto, cuando la Escritura nos llama a ser testigos del nombre sobre todo nombre, “Jesucristo” (Filipenses 2:9-11, Hechos 1:8).


Los Adventistas del Séptimo día surgidos en 1860, en Estados Unidos con su fundadora Elena White. Son una secta entre otras cosas porque:

1.    Pretenden guardar el sábado como día de reposo, siendo esto de la ley, la cual quedó abolida (Lucas 16:16, Col. 2:16-17).


2.    Tienen prohibiciones de ciertas comidas basándose siempre en dietas según la ley, aunque Jesús declaró limpios todos los alimentos (Marcos 7:15,18 y 19, Hechos 10:15).


3.    Han colocado fechas para la venida de Cristo, cuando Jesús dijo que solo su Padre lo sabía (Mateo 24:36).


4.    Creen que Dios nos habla por Elena White, pero la Escritura dice que en los postreros días Dios nos ha hablado por su Hijo (Hebreos 1:2).


5.    Creen que el diablo llevará sobre si los pecados de todos. Sin embargo la Escritura afirma, que Cristo fue Él que llevó nuestros pecados. (Hebreos 1:3,7:27, 9:28, 10:8-14, 1 Pedro  2:24,  3:18).


Conclusión: Todas las sectas se caracterizan por minimizar a Cristo y su Evangelio, agregando cada una de ellas doctrinas, extra bíblicas, o de la vieja ley mosaica. Jesucristo es el único en quien hay Salvación (Hechos 4:12). Solo Él es la Verdad (Juan 14:6). En Él hay un solo rebaño y Él es el único Pastor (Juan 10:16). EN ÉL ESTAMOS COMPLETOS (Colosenses 2:10). Si usted pertenece a alguna de estas sectas, salga hoy mismo de este engaño y falsedad u otras cualquiera Apocalipsis 18:4) y predique el Verdadero Evangelio (Mar. 16:15).

permaneciendoenlaverdad.com 
Teléfonos: 502-59236078  y  502-59724370
ESCUDRIÑE las Escrituras, pues ellas son las que dan testimonio de Jesucristo y solo en ellas está la verdad y la vida eterna. (Juan 5:39)

Recuerde, no se deje engañar más por  el mar de confusión religiosa que impera en estos tiempos, solo en Jesucristo está la Verdad.

También el Maestro nos dice: “Salid de ella pueblo mío, (de la religión, secta, denominación, de la gran babilonia, la gran ramera) para que no seáis partícipes de sus pecados”. (Apocalipsis 18:4)




















No hay comentarios:

Publicar un comentario

Publicaciones Populares

Newsletter