jueves, 23 de febrero de 2017

Falso discipulado de Asamblea Cristiana por Manuel Espejo Sánchez. Ahora que he nacido de nuevo… Debo saber el por qué de lo que TENGO QUE HACER

La iglesia evangélica denominada Asamblea Cristiana, fue fundada por Manuel Espejo Sánchez. Él mismo elaboró un cuadernillo de discipulado que, al principio, se titulaba “El por qué de lo que debes hacer”. En este cuadernillo se recogen doce enseñanzas básicas para el recién nacido (espiritualmente), las cuales están basadas, según él, en la Palabra de Dios. Pero nosotros, con la Palabra de Dios, demostraremos que no es así.

En su prólogo, Manuel comenta, entre otras cosas, que: “Todo hombre o mujer nacido de nuevo necesita conocer lo que Dios quiere que sepa sobre la vida espiritual que ha recibido de parte de Él; para ello es fundamental ser enseñado en la Palabra de Dios, ya que en ella se encuentran las lecciones necesarias para la edificación y crecimiento de la nueva vida en Cristo. El apóstol Pedro exhorta en su primera carta a “desear como niños recién nacidos, la leche espiritual no adulterada, para que por ella crezcáis para salvación, si es que habéis gustado la benignidad del Señor”.

En este mismo prólogo sigue diciendo Manuel: “Invitamos a los maestros a que enseñen a los discípulos mientras van recibiendo lección tras lección, a manejar la Biblia; a saber distinguir el Antiguo Testamento del Nuevo Testamento…”

Hemos de decir que, si bien él cita a Pablo como exhortación a “desear como niños recién nacidos, la leche espiritual no adulterada” y “a saber distinguir el Antiguo Testamento del Nuevo”, Manuel en su discipulado  hace concretamente lo contrario. Para avalar sus doctrinas hace una mezcla del Antiguo y Nuevo Testamento. Saca textos fuera de su contexto y hace interpretaciones erróneas, mayormente, por continuar con las enseñanzas falsas que él mismo recibió dentro de las denominaciones evangélicas a las que perteneció antes de independizarse y constituir su propia denominación: Asamblea Cristiana.

Es por esto, que debemos demostrar las falsas o erróneas doctrinas de Asamblea Cristiana, cuyo fundador es Manuel Espejo, a quién consideran pastor y apóstol, pero que según la Verdad, ha adulterado la Palabra de Dios y con ello, impide que otros conozcan realmente la verdad del evangelio. Hemos de decir también, que en reiteradas veces hemos intentado aclarar todas estas cuestiones con él y con otros líderes de Asamblea Cristiana personalmente, pero nunca nos contestaron o recibieron. De ahí que nos vemos obligados a hacer públicas de esta forma, algunas de esas doctrinas falsas, que se han y siguen enseñando en dicha denominación a través de su discipulado.

A continuación, procederemos a demostrarlo a la luz de las Sagradas Escrituras, exponiendo en primer lugar lo que ellos enseñan y seguidamente la correspondiente corrección. Añadir, que nuestro único deseo es que se conozca la Verdad y que las religiones o sectas, con sus respectivas denominaciones, dejen de adulterar la Palabra, y con ello se facilite el camino a la verdadera Iglesia de Jesucristo, nuestro Pastor y Maestro.

(I)   ¿POR QUE HEMOS DE GUARDAR EL DOMINGO LOS CRISTIANOS?

A. Porque es el DÍA DEL SEÑOR:

“Yo estaba en el Espíritu en el día del Señor, y oí detrás de mí una gran voz como de trompeta.” (Apocalipsis 1: 10)

Corrección: Es totalmente falso que Juan se estuviese refiriendo en Apocalipsis 1:10, al domingo como el día del Señor. Juan se estaba refiriendo al Gran Día, Día de Jehová o Día del Señor, esto es, al día de su venida (ver Mateo 24:31, 1 Corintios 15:52 y 1 Tesalonicenses 4: 16).

B. Porque CONMERORAMOS LA RESURRECCIÓN del Señor, ya que fue en domingo:

“Cuando llegó la noche de aquel mismo día, el primero de la semana, estando las puertas cerradas en el lugar donde los discípulos estaban reunidos por miedo de los judíos, vino Jesús, y puesto en medio, les dijo: Paz a vosotros. Y cuando les hubo dicho esto, les mostró las manos y el costado. Y los discípulos se regocijaron viendo al Señor.”(Juan 20:19-20)

Corrección: ¿Dónde en este versículo de Juan, aparece que debemos guardar el domingo para conmemorar la resurrección del Señor? Juan se limita a narrar lo que aconteció aquel primer día de la semana, pero nada más. Por lo tanto es totalmente incorrecto y engañoso, usar este texto para avalar el que el domingo sea el día del Señor o para conmemorar ese día la resurrección del Señor.

C. Porque CONMEMORAMOS LA VENIDA del Espíritu Santo que también fue en domingo:

“Cuando llegó el día de pentecostés, estaban todos unánimes juntos. Y de repente vino del cielo un estruendo como de un viento recio que soplaba, el cual llenó toda la casa donde estaban sentados;  y se les aparecieron lenguas repartidas, como de fuego, asentándose sobre cada uno de ellos. Y fueron todos llenos del Espíritu Santo, y comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les daba que hablasen.”   (Hechos 2: 1-4)

Corrección: Como en el anterior, usar este texto para querer justificar que el domingo es el día el Señor,  es una barbaridad ¿Dónde se menciona aquí de conmemorar la venida del Espíritu Santo y, además, que esto se hiciese en domingo? Es más, la palabra “conmemorar” no aparece en el Nuevo Testamento ni tan solo una vez. El pentecostés es una fiesta judía y que la celebraban el día quincuagésimo después del 16 del mes de Nisán. En este pasaje de Hechos, el escritor usa el día de pentecostés, como referencia al día de la venida del Espíritu Santo, es decir, en un sentido cronológico, o sea, que fue ese mismo día, pero nada se dice en todo esto tocante al domingo como día del Señor y mucho menos de la conmemoración de un día en concreto de la venida del Espíritu Santo.

D. Porque los apóstoles y cristianos primitivos así lo hicieron dejándonos EJEMPLO a seguir:

“Cada primer día de la semana cada uno de vosotros ponga aparte algo, según haya prosperado.”  (1ª Corintios 16:2)

Corrección: En este texto, nuestro hermano Pablo le dice a la iglesia de Corinto que haga también de la misma manera que le dijo que hiciese a la iglesia de Galacia (vers.1), esto es, que el primer día de la semana apartasen las ofrendas. Y pregunto: ¿qué tiene esto que ver con una orden o mandamiento de guardar el domingo como el día del Señor? Si quisiéramos ser correctos y de acuerdo a las Escrituras, deberíamos llamar al llamado  “domingo”, el primer día de la semana. Ya que los nombres de los días de las semanas que tenemos, son de procedencias paganas y relacionadas con sus dioses falsos. Así pues, decir que los apóstoles y cristianos nos dieron ejemplo de guardar el domingo como día del Señor, es totalmente falso.

E. Porque HEMOS DE SEGUIR RECORDANDO que somos hombre, cuya dignidad no ha de ser absorbida por el trabajo ni la vanagloria de la vida presente:

“Seis días trabajarás, y harás toda tu obra; mas el séptimo día es reposo para el Señor tu Dios; no hagas en él obra alguna,… y reposó en el séptimo día; por tanto, el Señor bendijo el día de reposo y lo santificó.” (Éxodo 20: 9-11)

Corrección: Primeramente, hemos de decirle a Manuel Espejo y a todos los que hacen lo mismo que, cambiar o sustituir, es decir, añadir o quitar una palabra sustituyéndola por otra, está claramente prohibido por Dios (ver Apocalipsis 22: 18 y 19). Manuel, ha sustituido, o cambiado, la palabra Jehová que aparece en Éxodo 20, por la de Señor. Esto es lo mismo que hacen los mal llamados testigos de Jehová, que cambian la palabra Dios o Señor cuando se refiere a Jesucristo, por la de Jehová, incurriendo de esta manera en un claro adulterio de la Palabra de Dios. En segundo lugar, siguiendo el tema que nos concierne, hemos de decir que enseñar como hacen, que se debe guardar el domingo como el día del Señor, porque hemos de seguir recordando que somos hombre; es un auténtico disparate. Y usar Éxodo para ello, es ya el colmo. En su prólogo, Manuel dice que: “hay que saber distinguir el Antiguo Testamento del nuevo Testamento” (página 6). Esto se lo debe aplicar él también así mismo. Usa este texto del Antiguo Testamento en el que Jehová Dios mandó descansar el séptimo día a su pueblo Israel, para querer hacernos creer, que debemos guardar como mandamiento el domingo como día de reposo o del Señor. Y el motivo que expone de “porque hemos de seguir recordando que somos hombres,…” es como dijimos anteriormente “un auténtico disparate.

F. Porque el domingo PREFIGURA la reunión de la iglesia en torno a Dios en el cielo por toda la eternidad:

“Y oí una gran voz del cielo que decía: He aquí el tabernáculo de Dios con los hombres, y él morará con ellos; y ellos serán su pueblo, y Dios mismo estará con ellos como su Dios.”  (Apocalipsis 21:3)

Corrección: como pudimos y podemos ver claramente por la Palabra, Juan, que escribió Apocalipsis, no se estaba refiriendo ni mucho menos al domingo cuando dice: “en el día del Señor”, sino al día de su venida. Aquí Manuel Espejo y Asamblea Cristiana, yerran una vez más porque ignoran las Escrituras. Pero, es que además ¿qué tiene que ver este texto con que debamos guardar el domingo, porque éste prefigura la reunión de la iglesia en torno a Dios en el cielo por la eternidad? La verdad, es que esto es sacar un texto fuera, pero que muy fuera, de su contexto.

¡Bueno! Estos son los argumentos y textos que Manuel Espejo Sánchez y su Asamblea Cristiana utilizan de una manera errónea y falsa, para querer hacer creer a sus seguidores que Dios mandó guardar el domingo como el día del Señor o de reposo, habiéndolo sustituido por el sábado judío ¡qué horror!

 Seguidamente pasaremos al siguiente tema titulado por Manuel Espejo:

(II) ¿PORQUE HEMOS DE DIEZMAR Y OFRENDAR?

A. Porque es un mandamiento de Dios no abolido:

“¡Hay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! Porque diezmáis la menta y el eneldo y el comino, y dejáis lo más importante de la ley: la justicia, la misericordia y la fe. Esto era necesario hacer, sin dejar de hacer aquello.”

Corrección: Aquí una vez más, y como es habitual en Manuel, no tiene en cuenta que la ley y todos los profetas que se encuentran en el Antiguo Testamento, fueron hasta Juan el bautista (ver Mateo 11:13 y Lucas 16:16) y, contrario a lo que él dice y enseña, el mandamiento del diezmo sí que fue abolido. No sabe, o no quiere saber distinguir, que Jesús se estaba dirigiendo a los fariseos y escribas que estaban bajo esa ley que iba a ser abolida con la venida de Cristo (ver, 2Corintios 3, Efesios 2, He. 7y8). Además, en este texto, Jesús refiriéndose al diezmo, usa el pretérito “era” dando a entender claramente que había pasado. Por eso dice: “esto era necesario hacer (refiriéndose al diezmar), sin dejar de hacer aquello”, apuntando claramente a la justicia, la misericordia y la fe. Basta con hacer un correcto y sencillo análisis gramatical para darse cuenta de esta verdad.

 B. De él han de VIVIR los que sirven al pueblo de Dios:

“Desde los días de vuestros padres os habéis apartado de mis leyes, y no las guardasteis.  Volveos a mí, y yo me volveré a vosotros, a dicho el Señor de los ejércitos. Mas dijisteis: ¿En qué hemos de volvernos? ¿Robará el hombre a Dios? Pues vosotros me habéis robado. Y dijisteis: ¿en qué te hemos robado? En vuestros diezmos y ofrendas. Malditos sois con maldición, porque vosotros, la nación toda, me habéis robado. Traed todos los diezmos al alfolí y haya alimento en mi casa; y probadme ahora en esto, dice el Señor de los ejércitos, si no os abriré las ventanas de los cielos, y derramaré sobre vosotros bendición hasta que sobreabunde.”  (Malaquías 3:7-10)

Corrección: Para justificar este mandamiento del diezmo, Manuel hace uso de unos textos del Antiguo Testamento como son: Números 18, Deuteronomio 14 y este de Malaquías (por cierto de nuevo adultera la Escritura, cambiando la palabra Jehová por la de Señor), donde naturalmente el diezmo era un mandamiento dado por Jehová Dios a su pueblo Israel. Concretamente, este texto de Malaquías es el preferido por todos los que enseñan el diezmo, ya que con él se atemoriza a los feligreses, diciéndoles que la maldición de Dios caerá sobre aquellos que no lo guarden. Así pues, usar estos textos de la ley para justificar el que se ha de diezmar en la Gracia es incorrecto, yendo en contra de la ley de Cristo.

Este es el tema crucial y sumamente importante dentro de cualquier religión o secta, nos estamos refiriendo al dinero porque gracias a él subsisten. Del diezmo viven los pastores y líderes, siendo asalariados. También se compran bienes e inmuebles, que nada tienen que ver con el fin que tuvo el diezmo bajo la ley de Moisés y el Antiguo Testamento para con el pueblo de Israel.

 C. El diezmo y la ofrenda HAN DE SER:

Voluntariamente; individualmente; como una gracia; prueba de sinceridad; imitando al Señor (2ªCorintios 8:9); generosamente; con alegría; en la pobreza; lo poco de corazón y no lo mucho sin amor a la obra.

Corrección: en este último punto, Manuel Espejo añade una serie de requisitos necesarios a tener en cuenta a la hora de diezmar y ofrendar. Mezcla el diezmo y la ofrenda, cuando hay que distinguir claramente que el diezmo no puede ser voluntario, como él aquí afirma, ya que, si es mandamiento como lo mal enseña, no puede ser voluntario y tampoco puede ser como una gracia, ya que es una ley. En fin, una serie de contradicciones que lo que hacen es confundir aún más a las personas. Por supuesto lo más grave y totalmente falso, es decir que diezmando se imita al Señor y queriéndolo avalar con 2ª de Corintios 8:9, donde dice:

“Porque ya conocéis la gracia de nuestro Señor Jesucristo, que por amor a vosotros se hizo pobre, siendo rico, para que vosotros con su pobreza fueseis enriquecidos.”

Por favor, decidnos ¿qué tiene que ver este texto con la ley del diezmo? A esto se le llama pura manipulación y demagogia. Es totalmente falso afirmar que Jesús  mandase diezmar.

Para no extendernos más, queremos dar por finalizado este análisis de algunas doctrinas que se exponen en este cuadernillo y que, como las demás, son falsas, basadas en doctrinas de hombres y en la ley y los profetas del Antiguo Pacto o Testamento. Estas y otras enseñanzas erróneas que tiene Asamblea Cristiana, y que están incluidas en este discipulado, como pueden ser el ¿Por qué hemos de comer y beber la santa cena? O el ¿Por qué hemos de bautizarnos?, podrán contrastarla a la luz de las Escrituras y de una manera mucho más profunda, en: permaneciendoenlaverdad.com


Queremos también decir que, si alguien cree que algo de lo que aquí se dice es falso, su deber delante de Dios debería ser el de manifestarlo para corregir aquello que supuestamente pudiera ser falso, avalándolo todo ello con las Sagradas Escrituras. De todo lo contrario, se entendería que se está totalmente de acuerdo con lo que aquí se está denunciando. Para todo ello, Dios es y será el Testigo Fiel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Publicaciones Populares

Newsletter