sábado, 21 de enero de 2017

¡CRISTO, YA VIENE! Otra vez


Cierto es que el día y la hora nadie sabe (Mateo 24:36) pero sí existen varios elementos que indican que el fin de la gracia es eminente. Así como conocemos el cambio de las estaciones del año, debemos conocer por las señales que Cristo está por regresar a esta tierra.

De la higuera aprended la comparación: Cuando ya su rama se enternece, y las hojas brotan, sabéis que el verano está cerca.  Así también vosotros, cuando viereis todas estas cosas, sabed que está cercano, a las puertas. (Mateo 24:32-33)

¿Y qué cosas nos indican que Cristo está cerca? Dejemos que el mismo Señor nos lo diga.

1.La apostasía. 

Porque vendrán muchos en mi nombre, diciendo: Yo soy el Cristo; y a muchos engañarán. (Mateo 24: 5) La apostasía es el abandono y rechazo de la fe. Va íntimamente relacionada con el engaño y manipulación de la doctrina. Por eso es que el Señor dice que utilizaran su nombre para decir que son los “ungidos”. Recordemos que la palabra Cristo significa “ungido”. Por lo que al decir ellos: yo soy el Cristo están diciendo yo soy el ungido; en otros términos seria decir yo soy aquel a quien Dios ha elegido. Pero estos no son más que anticristos, aquellos que se oponen a Cristo porque no andan según su enseñanza.

Hijitos, ya es la postrera hora; y como vosotros habéis oído que el anticristo ha de venir, así también al presente han comenzado a ser muchos anticristos, por lo cual sabemos que ya es la última hora. Ellos salieron de entre nosotros, mas no eran de nosotros; porque si fueran de nosotros, hubieran cierto permanecido con nosotros; empero esto es para que se manifestase que todos no son de nosotros. (1 Juan 2:18-19)

¿Quiénes son estos anticristos? La misma Palabra lo dice, son aquellos que salieron; es decir que se apartaron. ¿De quiénes y de qué se apartaron? Se apartaron de la Iglesia verdadera y de la doctrina de esa Iglesia. Hicieron caso omiso a la enseñanza de los apóstoles.

Pues lo que habéis oído desde el principio, sea permaneciente en vosotros; porque si lo que habéis oído desde el principio fuere permaneciente en vosotros, también vosotros permaneceréis en el Hijo, y en el Padre. Y esta es la promesa, la cual él nos prometió, que es vida eterna. (1 Juan 2:24-25)

El apóstol Pablo hablando de la venida de nuestro Señor nos dice que no vendrá sin que antes venga la apostasía (2 Tesalonicenses 2:3). Pues bien esta ya vino y está entre nosotros hace mucho tiempo. Desde que se permitió la oficialización del cristianismo como religión del imperio romano para que surgiera el catolicismo y de estos derivados los demás grupos del cristianismo, se adulteró el evangelio y con ello surgió la apostasía.

Es evidente la gran cantidad de personas que a través de las sectas, denominaciones y religiones se han apartado de la Verdad. Lo llamativo de las sectas es que siempre vienen en nombre del Señor y engañan a muchos. Aún cuando Jesucristo nunca dijo que debíamos ser, por ejemplo: católicos romanos, evangélicos, adventistas, mormones, testigos de Jehová, anglicanos, o de cualquier grupo, llámese como se llame; y  lo peor  es que cada día el hombre sigue creando más sectas. Esta es una señal enorme de la pronta venida de Cristo.

2. Conflictos. 

Jesucristo dice: Y oiréis guerras y rumores de guerras: mirad que no os turbéis; porque es menester que todo esto acontezca; más aun no es el fin. Se levantara nación contra nación y reino contra reino (Mateo 24:6-7) Ha sido común a lo largo de la historia humana el conflicto entre las naciones. El mundo ya experimentó dos terribles guerras mundiales. Y sobre todo la segunda donde la maldad del hombre se puso de manifiesto con la utilización de la bomba atómica que en un solo segundo exterminó ciudades enteras como las de Hiroshima y Nagasaki. Así como el exterminio de millones de personas en el llamado holocausto Nazi. La guerra fría, la guerra del golfo, la guerra de los seis días, los conflictos permanentes en el medio oriente y la invasión del ejército los Estados Unidos en diversos países del mundo, como también los diversos conflictos internos entre los países. Y por supuesto el permanente conflicto entre Palestinos y Judíos. Todo esto es solo una pequeña muestra de lo que en los últimos años ha sucedido en el mundo.

3. Pestes. (Mateo 24:7)

Las pestes son enfermedades infecciosas y mortíferas. Siempre han existido. Por ejemplo en la edad media la famosa peste negra mató a la tercera parte de la población mundial. Las pestes en la mayoría de casos siempre vienen como consecuencia de las guerras. Tal es el aumento de las mismas derivado hasta el día de hoy de las dos guerras mundiales que han existido y de una serie de experimentos químicos y biológicos que las grandes potencias producen. En el último siglo aunque el avance científico ha controlado muchas enfermedades han surgido cientos de miles más. Para varias enfermedades no hay cura y son epidemias de clase mundial. Por ejemplo existen infinidad de cánceres y por supuesto la enfermedad del siglo XX, el sida.

4. Hambres. (Mateo 24:7)

 Cada año muren más de 15, 000,000 de personas en el mundo a consecuencia de la falta de alimentos. El hambre es lo que más está matando, sobre todo a los niños y ancianos que viven en extrema pobreza. El cambio climático de los últimos 20 años ha provocado climas extremos y por lo mismo las sequias o lluvias abundantes han traído pérdida de cosechas. Todo viene a repercutir en la falta de alimentos y por lo mismo más hambruna y pobreza. Uno de los objetivos de desarrollo del milenio que se planteó las Naciones Unidas pretendía eliminar la hambruna en el mundo para el año 2015. Algo que desde luego no es posible alcanzar por la avaricia y codicia de los gobiernos, empresarios y religiones del mundo.

5. Terremotos. (Mateo 24:7)

 Estos también aunque siempre han existido se han incrementado considerablemente en el último siglo. Constantemente nos damos cuenta por las noticias de actividades sísmicas en diversos lugares del planeta. El maremoto frente a las costas de Indonesia en 2005 es un ejemplo del impacto tan fuerte que estos movimientos han tenido sobre poblaciones. Este movimiento de agua y tierra provocó la muerte de más de 600,000 personas.

En los últimos cinco años han aumentado considerablemente los movimientos telúricos. Simultáneamente está temblando en todos los continentes. Recientemente se ha movido la tierra en Chile, Haití, Nicaragua, México y Guatemala, en América; pero a la vez en Turquía, Afganistán, India, Japón y China, en Asia. Esto solo es un ejemplo comparativo entre dos continentes.

6. Y muchos falsos profetas se levantarán, y engañarán a muchos. (Mateo 24:11) 

Es evidente el aumento de estas personas. Dos cosas que identifican a los falsos profetas inmediatamente son: su auge popular y por lo mismo sus abundantes riquezas. Y la otra, sus enseñanzas y acciones a la hora de ministrar. Es muy común que enseñen la doctrina de la prosperidad económica y que derriben a la gente aduciendo poder del Espíritu Santo. Estos son reconocidos fácilmente por sus frutos. Jesús dijo: Por sus frutos los conoceréis. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos, o higos de los abrojos? Así, todo buen árbol da buenos frutos, pero el árbol malo da frutos malos. (Mateo 7:16-17)

Jesucristo no andaba con lujos, ni siquiera tenía una casa propia donde descansar. Y le dijo Jesús: Las zorras tienen guaridas, y las aves de los cielos nidos; más el Hijo del Hombre  no tiene dónde recostar la cabeza. (Lucas 9:58) Mientras que estos profetas falsos son todo lo contrario. Jesucristo no tiraba a la gente de ninguna manera aún cuando residía en Él toda la plenitud de la Deidad. Porque en Él habita corporalmente toda la plenitud de la Deidad (Colosenses 2:9) Mientras que estos falsos profetas montan un show donde se divierten engañando a la gente diciendo que es el poder del Espíritu Santo que actúa en ellos para hacer milagros y arrojar gente al piso.

Pero desde hace mucho el apóstol Pablo refiriéndose a estas personas nos decía: Porque éstos son falsos apóstoles, obreros fraudulentos, que se disfrazan como apóstoles de Cristo. Y no es maravilla, porque el mismo Satanás se disfraza como ángel de luz. Así que, no es extraño si también sus ministros se disfrazan como ministros de justicia; cuyo fin será conforme a sus obras. (2 Corintios 11:13-15) Recordemos que para ser identificados como discípulos de Cristo debemos andar como Él anduvo. Estos son todo lo contrario. El que dice que permanece en Él, debe andar como Él anduvo. (1 Juan 2:6)

7. Y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se enfriará. (Mateo 24:12)

 La maldad cada día va en aumento y eso ha hecho que se desconfié en la gente y por lo mismo el amor se enfrió. Por ejemplo, la Palabra nos enseña practicar la hospitalidad. Permanezca el amor fraternal. No os olvidéis de la hospitalidad, porque por ella algunos, sin saberlo, hospedaron ángeles. (Hebreos 13:1-2)

Sin embargo en la actualidad si no es un familiar muy cercano o amigo íntimo no se le brinda alojamiento en un hogar a una persona. Ese tiempo es el que estamos viviendo; el tiempo de maldad y de miedo. Ya desde hace mucho atrás Pablo nos describió esta época. También debes saber esto: que en los postreros días vendrán tiempos peligrosos. Porque habrá hombres amadores de sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos, sin afecto natural, sin compasión, calumniadores, sin dominio propio, crueles, aborrecedores de lo bueno, traidores, atrevidos, llenos de vanidad, amadores de los deleites más que de Dios. (2 Timoteo 3:1-4)

8. Mas como los días de Noé, así será la venida del Hijo del hombre.

 Porque como en los días antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo, tomando mujeres, y dándolas en matrimonio, hasta el día que Noé entró en el arca, Y no comprendieron hasta que vino el diluvio, y los llevó a todos; así será también la venida del Hijo del hombre. (Mateo 24:38-39)

Este es el panorama general del mundo días antes de la segunda venida de Cristo. El mismo Señor conocedor de la época de Noé, nos plantea que será similar a aquel tiempo. Notamos en los términos “comiendo” y “bebiendo” una excesiva inclinación al gusto y apetitos de la carne. Un materialismo extremo, donde se trabaja no solo para satisfacer estas necesidades sino para vivir en deleite. La glotonería ha llevado a naciones enteras a padecer de obesidad, un mal que se ha vuelto común. De igual forma la borrachera ha llevado a la desgracia a las familias.

La expresión “tomando mujeres” nos indica el irrespeto por el matrimonio. Donde el divorcio es algo aceptable y común para todos. Eso de “dándolas en matrimonio” tiene que ver con lo mismo;  no solo no se llega virgen a la vida conyugal sino que las mujeres llegan embarazadas y de ahí que los padres por eso obliguen el matrimonio. Esos matrimonios no son bendecidos por Dios porque son producto del pecado. Eso es muy común en nuestros días y vemos que son una de las causas principales de los divorcios.

9. Asimismo como sucedió en los días de Lot;

 comían, bebían, compraban, vendían, plantaban, edificaban; más el día en que Lot salió de Sodoma, llovió del cielo fuego y azufre, y los destruyó a todos. Así será el día en que el Hijo del Hombre se manifieste. (Lucas 17:28-30) Los días de Lot se parecen mucho con los días de Noé. Solo que se agregan expresiones como: compraban, vendían, plantaban y edificaban. Esto muestra que el enfoque del mundo esta únicamente en lo material. Se adquiere lo que se desea y de igual manera se vende. 

Así mismo se construye y se busca comprar más para poder negociar . La mentalidad del ser humano esta únicamente en lo económico. El dios principal del mundo se ha vuelto el dinero. Por eso es que el Señor dice: Pero cuando venga el Hijo del Hombre, ¿hallará fe en la tierra? (Lucas 18:8) Es porque sencillamente no la hallará. No vemos que la gente tenga esa hambre y necesidad de Dios. No hay sinceridad y búsqueda espiritual, todo es materialismo y consumismo. 

Además,  recordemos que Sodoma y Gomorra eran ciudades hundidas en  la depravación moral. Era muy común el homosexualismo y lesbianismo. (Génesis 19). Hoy también se está volviendo aceptable esta condición humana. Muchos países ya han legalizado el matrimonio entre estas personas. Existen lugares donde caminar desnudos por las calles y hacer todo tipo de orgias es algo normal y aceptable.  El día del “orgullo gay” es una fiesta mundial donde millones de homosexuales y lesbianas se reúnen precisamente para practicar orgias, emborracharse y drogarse públicamente. Eso es algo que parece aún es peor que Sodoma y Gomorra y cada día aumenta.

Se nos exhorta a estar preparados para este gran evento.

Velad, pues, porque no sabéis a qué hora ha de venir vuestro Señor. Pero sabed esto, que si el padre de familia supiese a qué hora el ladrón habría de venir, velaría, y no dejaría minar su casa. Por tanto, también vosotros estad preparados; porque el Hijo del Hombre vendrá a la hora que no pensáis. (Mateo 24:42-44)

Jesucristo regresara en un instante en cualquier momento, ya las señales apuntan a que el tiempo se cumplió.

Porque como el relámpago que sale del oriente y se muestra hasta el occidente, así será también la venida del Hijo del Hombre. (Mateo 24:27)

Entonces estarán dos en el campo; el uno será tomado, y el otro será dejado. Dos mujeres estarán moliendo en un molino; la una será tomada, y la otra será dejada. (Mateo 24:40)


¿Sera usted de los tomados o de los dejados?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Publicaciones Populares

Newsletter